Habilitan salón para estudiantes con limitaciones físicas en UPRA

PRATP

Por Wilmarie Mena Santiago

Ahora los estudiantes con limitaciones físicas, neurológicas o motoras, solo tendrán que tomar el ascensor o las escaleras de la biblioteca de la Universidad de Puerto Rico en Arecibo (UPRA), para llegar al salón que contiene equipos tecnológicos que le asistirán en su labor universitaria.

El espacio de estudio que aún está en sus primeras fases de formación alude al cumplimiento de la ley 63 que establece los servicios y accesos dentro de las bibliotecas para las personas con alguna discapacidad.

“Estamos en desarrollo y con la ayuda de la Rectoría hemos identificado los fondos. Con las recomendaciones que el Programa de Asistencia Tecnológica de Puerto Rico (PRATP) nos ha realizado hemos adquirido los equipos”, aseguró el director interino de la biblioteca de UPRA, Robert Rosado.

El técnico del recinto de Arecibo, que ejerce como enlace interagencial de la Oficina del Procurador de las Personas con Impedimentos (OPPI), Elvin Reyes, instaló varios de los programas como Open Book, ZoomText y Dragon.

El Open Book reconoce los caracteres cuando se coloca el escrito en un escáner. Para magnificar el texto en la pantalla, implantaron el ZoomText. Otro que fue incorporado lo es Dragon, que al recibir un comando de voz, la computadora lo reconoce y lo escribe.

Para los universitarios con problemas en sus manos, añadieron                                                                            un trApuntadorackball, que le permite seleccionar en la computadora, y también se integraron otros aditamentos para los teclados.

“La biblioteca tiene un lugar específico para esta comunidad universitaria y está accesible, los representantes de PRATP, luego de esta evaluación emitirán sus sugerencias”, afirmó Julia Vélez, quien se desempeña como enlace de vicepresidencia de sistemas académicos de las bibliotecas de la UPR.

Ante el incremento de estos usuarios, Vélez indicó que eventualmente se ha tomado una conciencia de que los alumnos con limitaciones están presentes y hay que atenderlos.

Como parte de la prueba el coordinador de tecnología de información de PRATP, Jeffrey Colón, no vidente, utilizó Zoom Text, y el técnico junto al director interino de la biblioteca, observaron una demostración del programa.

Zoom Text le verbalizaba a Colón lo que introducía a través del teclado y lo orientaba en los menús de la computadora.

Entre los propósitos de la vista a las instalaciones bibliotecarias de la UPRA, figuraba el vigilar la accesibilidad para las personas con limitaciones basándose en la ley 63.

Luego de recorrer el nuevo salón para esta población estudiantil, Colón afirmó que “aquí en Arecibo han dado un gran paso porque ya están adquiriendo los equipos y nosotros estamos evaluando para dar una recomendación final y que obtengan los servicios necesarios para cumplir con los parámetros mínimos de la ley”.

Wilmarie Mena Santiago

Author: Wilmarie Mena Santiago

Ex alumna del Departamento de Comunicación Tele-Radial de la Universidad de Puerto Rico en Arecibo | wilmarie.mena@upr.edu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *