Couchsurfing: una forma de recorrer el mundo gastando menos

Por: Windy C. Ortiz Santa  (windy.ortiz@upr.edu)

CouchSurfing es una red social  de intercambio de hospedaje gratuito que permite conocer nuevos destinos a bajo costo. Foto: BBC
CouchSurfing es una red social de intercambio de hospedaje gratuito que permite conocer nuevos destinos a bajo costo.
Foto: BBC

La red social de viajeros, Couchsurfing, permite conocer y compartir con locales a través de todo el mundo para adentrarse en experiencias de viaje únicas que le permitirán explorar nuevos destinos, amigos y encarnar experiencias auténticas fuera de la guía turística común. Lo mejor de todo es que por ser un intercambio social entre viajeros y personas que hospedan a otros, no tendrá que pagar un solo centavo por este servicio. En www.couchsurfing.com puede conocer más sobre esta oportunidad.

 

¿Se imagina viajar por el mundo sin tener que pagar los altos costos de hospedaje?

 Ahora, con Couchsurfing -una red de intercambio entre viajeros de diferentes nacionalidades, edades, profesiones y trasfondos, que se inscriben en la página para viajar por el mundo con poco presupuesto- su sueño es posible. A través de este portal puede crear una cuenta y conocer otras personas que residen en el lugar donde viajará y compartir experiencias con estos locales. Existe la opción de hospedarse en las casas de estas personas, he de ahí el nombre de la página, Couchsurfing, o surfear en sofá. Dependiendo de la acomodación con la que cuente la persona en su hogar: sofá, habitación individual o compartida, entre otros- el viajero podrá elegir si quiere hospedarse con esta persona u optar por otras experiencias como tomar un café o conocer el nuevo destino de la mano de un local. Couchsurfing también facilita otros encuentros culturales como aprender y compartir idiomas, historias, costumbres y experiencias con todo tipo de personas alrededor del mundo. Además, esta nueva modalidad hace que el sueño de viajar sea accesible para muchas personas, ya que el servicio no tiene ningún costo. Sin embargo, al ser un intercambio entre personas, se espera que a cambio del hospedaje, el invitado coopere con los quehaceres de la casa o aporte una contribución en algunos de los gastos que se incurran. Gracias a Couchsurfing, ahora viajar ya no es un lujo sino una realidad para muchas personas; solo hace falta estar dispuesto a hospedarse en un sofá y convivir con residentes locales.

La página Couchsurfing fue creada en el 2004, en los Estados Unidos, precisamente como una alternativa de viaje para personas interesadas en aproximarse a una cultura local sin tener que incurrir en altos costos. Hoy en día esta tendencia de “surfear un sillón” se ha convertido en una de las formas más populares de recorrer el globo. Más de un millón y medio de usuarios, en su mayoría de Estados Unidos, Alemania, Francia, Canadá y el Reino Unido son los que participan en la iniciativa, “creando un mundo mejor, un sofá a la vez”. La edad de los viajeros fluctúa entre los 18 a los 50 años. Cada usuario de esta red cuenta con referencias de personas que se han hospedado en sus casas o compartido experiencias culturales y opinan acerca de estos encuentros, pues existe también la opción de solo encontrarse con viajeros para darles un tour por la zona o encontrarse con amigos y familiarizarse con su nuevo entorno desde el punto de vista de un residente local.

Proveer alojamiento, buen trato y encargarse de que el visitante pase una estadía agradable son los mandamientos del anfitrión de los “Surfers”. Es una filosofía de viaje, que permite obtener una experiencia completamente diferente a la del turista tradicional. Sin embargo, por ser una iniciativa vanguardista y para algunos otros, incluso arriesgada, existen también filtros de seguridad. Ante la incertidumbre de los riesgos, esta red se maneja con diversos sistemas con el fin de conocer ciertos datos del posible anfitrión antes del encuentro. A continuación le presentamos varias recomendaciones para tener en cuenta ante el uso y la seguridad de esta red social.

¿Cómo funciona? (Elpais.com.co).

  • Para ser parte de la red se debe ser mayor de edad, y crear un perfil real donde se pueda constatar la identidad de quién recibe al viajero. Cada viaje y recibimiento de cada usuario de ‘Couchsurfing’ equivale a un comentario positivo, neutral o negativo en su perfil, por parte de huéspedes y anfitriones.
  • El número de comentarios positivos o negativos sobre cada usuario le servirán de tarjeta de presentación para recibir a un viajero o pedir posada a otro.
  • Cuando un viajero tiene fijo su próximo destino, simplemente escribe en la página el país a donde desea llegar. De inmediato le aparece la lista de usuarios activos en ese país.
  • Haciendo uso de filtros en la página, el usuario puede seleccionar a los anfitriones por su sexo, edad, idioma, hábitos y preferencias: fumador o no fumador, amante de las mascotas, número máximo de inquilinos, entre otros.
  • Tras enviar la solicitud el anfitrión, está en el derecho de decidir si le abre las puertas de su casa o no al viajero, valiéndose de los comentarios que tenga en su perfil.
  • Cuando uno recibe a un huésped puede dar un ‘kit’ de bienvenida que podría incluir objetos de primera necesidad como: una copia de las llaves de la casa, un mapa de la ciudad, o un celular con cobertura nacional.

Recomendaciones como anfitrión (Elpais.com.co).

  • Si va a ofrecer su casa a un viajero, lo ideal es conocerlo de antemano. Si está lejos de tu casa, internet ofrece varias opciones útiles. En Viajeros.com puede conocer personas a través de sus diarios de viaje o comentarios en los foros y contactarlos por mensajes privados o el envío de mails para hablar con su huésped.
  • Es bueno tener una foto del huésped y pactar cuántos días de estadía serán y algunas normas de convivencia antes de recibirlo/a.
  • Otro tema para hablar son los gastos. Por lo general el visitante los asume.
  • Pacte el tema de los horarios de llegada, salida y descanso. Establezca normas de cuidado y limpieza dentro de la casa, y uso del teléfono y del Internet.
  • Puede suministrarle una copia de la llave al húesped si le tiene confianza.

Recomendaciones como huésped (Elpais.com.co).

  • Debe conocer al anfitrión previamente. Y planear el encuentro en un lugar público, específico y en un horario exacto. Tenga a mano su número de teléfono.
  • Charle con su anfitrión para saber si vive solo o con más personas y si están de acuerdo con su estadía.
  • Tenga un mapa con la ubicación de la casa.
  • Constate los servicios mínimos que puede ofrecerle su anfitrión.

Durante el año 2010, María S. Wortzman De la Redacción de lanacion.com, determinó una estadística de: 99.8% experiencias positivas que se reflejaron en el sitio, con una participación de 237 países, mientras que 71.126 ciudades fueron representadas, existen 855.217 sofás disponibles y 317 es la cantidad de idiomas que se hablan en la red.

 

Enlaces relacionados:

“Tres semanas de sofá en sofá gracias al couchsurfing”

 

Couchsurfing: Traveling on Friendship (RT documentary)

 

 

Windy Ortiz Santa

Author: Windy Ortiz Santa

Estudiante de Comunicación (windy.ortiz@upr.edu)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *