Los avistamientos OVNIs y el chupacabras se han vinculado en la prensa puertorriqueña. (Foto suministrada.)

Por: Arislyn Toledo Samalot (arislyn.toledo1@upr.edu)

Allí, entre el sur y el este, entre dos caminos rodeados de vegetación, entre días nublados y el chillido de los neumáticos al rozar el pavimento, se encuentran dos pueblos separados por montañas y cientos de historias. Canóvanas y Lajas fueron los focos del sensacionalismo mediático en los años 90. El interés en sensacionalizar los temas paranormales no quedó allí, el pasado 18 de abril se publicó una noticia en el periodico Metro Puerto Rico que alertaba de una posible invasión extraterrestre y, como si el tiempo hubiese vuelto hacia atrás, la sensación se hizo presente.

 

Ruta 303 en Lajas, Puerto Rico. (Foto suministrada.)

 

Las luces extrañas en los cielos de Lajas y los cuerpos de animales muertos sin rastros de sangre eran sucesos que aparecían continuamente en la prensa puertorriqueña. El uso de palabras como “misterio”, “inexplicable”, “extraño” era casi un requisito para cada una de las noticias. Los periódicos El Vocero, El Nuevo Día  y Primera Hora les han otorgado  cobertura a ambos temas, mientras que The San Juan Star ha reportado sobre los avistamientos en Lajas. Algunos de los títulos sensacionalistas que han sido publicados son “Chemo Soto está listo para salir a capturar el chupacabras” y “Acosadas por extraterrestres: 2 lajeñas narran experiencia”.

La prensa y los avistamientos OVNIs

La oleada mediática del fenómeno OVNI en Lajas comenzó en la década del 90 cuando un terreno aledaño a la Ruta 303 se incendió en llamas. El suceso se vinculó con presencia extraterrestre y desde entonces, la Ruta 303 de Lajas pasó a conocerse como la Ruta Extraterrestre.

 

Debido a la alta incidencia de supuestos avistamientos OVNIs, la Ruta 303 pasó a conocerse como la Ruta Extraterrestre. (Foto suministrada.)

 

Reinaldo Ríos, un ufólogo puertorriqueño, apoyó la idea de los avistamientos en Lajas. Ríos afirmaba haber tenido contacto con extraterrestres. Organizó un grupo llamado OVNI Internacional y realizó varias vigilias en terrenos cercanos a la Ruta 303.

El ufólogo Reinaldo Ríos en los terrenos en donde se iba a construir el ovni-puerto. (Foto suministrada.)

 

El ufólogo intentó construir un ovni-puerto en la zona,  recibió apoyo del alcalde de Lajas, Marcos Irizarry, y el periódico The San Juan Star publicó una nota sobre el tema. Además,  Ríos propuso, al Congreso de los Estados Unidos, celebrar el Día Internacional del Contacto Extraterrestre. Esto generó un mayor interés mediático y el úfologo se convirtió en una de las principales fuentes de información en las noticias de avistamientos OVNIs.

 

Noticia de The San Juan Star relacionada al proyecto del ovni-puerto. (Foto suministrada.)

 

Noticia sobre la celebración del aniversario de la capital OVNI de Puerto Rico. (Foto suministrada.)

 

Los medios y el Chupacabras en Canóvanas

En la misma década, nace el Chupacabras en Puerto Rico.  Residentes de varios pueblos comenzaron a reportar que “algo” estaba matando a sus gallinas, conejos, cabras y demás animales. Ellos alegaban que encontraban los cuerpos con heridas en forma de orificios y sin sangre. El evento ocurrió en diferentes partes de la isla, pero se concentró en el pueblo de Canóvanas porque el alcalde que estaba en el poder, José «Chemo» Soto, defendía la existencia del chupacabras y organizó cacerías para atraparlo.

 

Ilustración del chupacabras de Puerto Rico. (Foto suministrada.)

 

El chupacabras apareció en los medios hasta el año 2012 aproximadamente. El alcalde renunció a su puesto en el año 2014 y desde entonces, no se ha conocido más sobre la posible existencia de la criatura en Puerto Rico.  El chupacabras se relacionó con los OVNIS de Lajas, con el vampiro de moca y la gárgola de Guánica.

 

Noticia sobre el ataque de un supuesto vampiro en Moca. (Foto suministrada.)

 

Perspectiva de los residentes de Lajas y Canóvanas

Un testigo del incendio, que dio comienzo al interés mediático en Lajas,  asegura que el suceso no estaba relacionado con presencia extraterrestre y que es muy probable que alguien lo haya provocado para generar interés turístico.

 

Arte hecho por un residente de la Ruta 303. (Foto por: Arislyn Toledo)

 

Otro residente del área alega haber visto tres esferas brillantes en el cielo en repetidas ocasiones (desde los años 60) y marcas circulares en los céspedes de la zona luego de haber escuchado, días antes, un fuerte zumbido.También señaló que “los círculos se veían claritos, bien hechos, eran redonditos. Yo creo que no había quien pudiera hacerlos así”.

 

Pintura frente al Colmado Cafetín Sueños Caribeños en la Ruta 303. (Foto por: Arislyn Toledo)

 

En  el caso de Canóvanas, se entrevistaron a cinco personas y todas concordaron con que nunca habían visto algo extraño. Una de ellas expresó “eso es un invento del [que era] alcalde”. Otra puntualizó “el caso del chupacabras lo creó “Chemo” Soto, eso no lo creo más nadie […] fueron rumores y él lo hizo sensacionalismo”.

Perspectiva profesional del uso del sensacionalismo en los medios

La Dra. Lourdes Lugo, coordinadora de la Concentración en Información y Periodismo de la Escuela de Comunicación de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Río Piedras (COPU), explica que el sensacionalismo utiliza “temas que juegan con las emociones y el sentido de humanidad”.

También señala que esta técnica afecta al valor fundamental de la búsqueda de la verdad y que es una tendencia global, pero que “en Puerto Rico tiene un peso muy grande aun en medios que se consideran de récord o medios serios”. El sensacionalismo vende ya que apela a emociones que constantemente deben ser reprimidas por la razón.

La ciencia y los avistamientos OVNIs

Aunque algunos relacionan las esferas brillantes que aparecen en los cielos nocturnos con OVNIs,  lo cierto es que  pueden ser producto de meteoros, basura espacial, engaño óptico por efectos de la atmósfera, espejismos, aviones con letreros luminosos, entre otras tantas explicaciones.

 

Meteoro entrando en la atmósfera. (Foto suministrada.)

 

El profesor Abel Méndez, astrobiólogo de la Universidad de Puerto Rico en Arecibo (UPRA), indica que, “la perspectiva de una persona que no está entrenada en el campo no es buena para determinar distancia, tienes que saber un poco de física para cuando mires algo puedas decidir ya que el ojo te va a engañar”.

Méndez también explica que es imposible que los avistamientos, de la forma en que son descritos, se traten de naves aéreas. Un movimiento en zig-zag a alta velocidad (en el aire) causaría una distorsión en la atmósfera. Esto produciría relámpagos y generaría sonido.

El profesor aclaró que “la posibilidad de vida extraterrestre es bien real” y que el dilema del sensacionalismo no recae en que exista vida o no en otros planetas, sino en que dichos seres nos estén visitando.

Por otra parte, el zumbido que escuchó uno de los residentes de Lajas pudo haber sido causado por un avión militar. Durante la Guerra Fría existían cinco instalaciones militares en la zona sur de Puerto Rico, entre ellas, aeropuertos y campamentos. Con relación a las marcas en el césped, existen unos hongos que decoloran la hierba y dejan una marca circular.

 

Marcas causadas por hongos en el césped. (Foto suministrada.)

 

El chupacabras: ¿una enfermedad?

La nota “El chupacabras nació de una película de 1995” de El Nuevo Día menciona que Benjamin Radford, un investigador paranormal, realizó unos estudios genéticos y estos concluyeron en que eran coyotes y perros con una enfermedad dermatológica.

El sensacionalismo no es un asunto del pasado

En ese entonces, el sensacionalismo utilizaba a los OVNIs y el chupacabras para hacer aparición en las páginas de los periódicos. Hoy, al parecer, el periodismo sensacionalista cambió de opinión o se percató de que esos temas ya no venden y los sustituyó por la política, la crisis económica y las manifestaciones de pueblo para hacer de la información un circo mediático que busca entretener más que educar.

Author: Arislyn Toledo

Estudiante del Departamento de Comunicación Tele-Radial de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Arecibo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *