Ser reconocido como uno de los mejores periodistas es el sueño de muchos comunicadores, sin embargo, sobrevivir los tiempos en que la tecnología y la convergencia arropan a los medios de comunicación, no ha sido tarea fácil para algunos. Catalogado como el responsable de la revolución en la prensa deportiva de Estados Unidos, Adrian Wojnarowski, es considerado una fuente de entero crédito. Lograr obtener el respeto de quienes un día lo consideraron un enemigo, quizás ha sido su mayor logro o mejor aún, su carta de presentación ante el mundo.

Sus comienzos como columnista

¿Quién imaginaría que aquel 4 de marzo de 1969 en la cuidad de Bristol, Connecticut, llegaría al  mundo quien eventualmente cambiaría el rumbo de la prensa deportiva? De ascendencia polaca, “Woj” como es conocido en los medios noticiosos de Estados Unidos, comenzó a involucrarse en el mundo de los deportes por medio de la prensa escrita. Su primera experiencia la obtuvo en 1987, cuando fue contratado por el periódico Hartford Courant, en el cual se mantuvo activo como columnista desde que cursaba escuela superior hasta su eventual graduación de la Universidad de St. Bonaventure, en 1991.

Continuó publicando de forma esporádica para este rotativo hasta el año 1995, cuando pasó a ser uno de los columnistas en el Fresno Bee. Las oportunidades comenzaron a presentarse de forma más seguida y su talento era tal que en 1997, recibió una oferta de empleo para laborar en el periódico “The Record”, en el estado de Nueva Jersey.

Woj elevó su carrera en el periodismo deportivo de Estados Unidos, cuando fue seleccionado columnista del año por la Prensa Asociada de Editores Deportivos en 1997 y 2002. Para aquel entonces, la prestigiosa cadena deportiva ESPN, estableció comunicación con Wojnarowski, quien comienza a publicar parte de sus análisis en la programación del canal para el 2006.

Los logros continuaban y las oportunidades cada día eran más retantes, mientras su ascenso a la cima, inminente. De comenzar en un periódico local a publicar al otro lado del Río Hudson (Nueva York – Nueva Jersey), definitivamente algo grande estaba por suceder.

Su ascenso en la prensa deportiva de Estados Unidos.

La exposición de su trabajo como columnista en “The Record” y sus logros, eran la carta de referencia idónea para escalar un poco más alto en el tan competitivo mundo del periodismo deportivo. En 2009 comenzó a trabajar para Yahoo Sports. Un año más tarde (2010), redactó un artículo denunciando innumerables violaciones en el programa de reclutamiento de la Universidad de Connecticut. En aquel entonces, la publicación causó gran revuelo a lo largo y ancho de la nación, acaparando las primeras planas en periódicos y revistas deportivas.

Sin embrago, no todo ha sido gloria en la carrera de este columnista. En el año 2010, criticó fuertemente en un artículo a Lebrón James, por su decisión de ir a jugar al Heat de Miami, lo que le costó ser catalogado como una de las peores publicaciones del año. Actualmente, se desempeña como columnista y periodista para la cadena deportiva ESPN, desde el 2017.

Considerado uno de los mejores columnistas de esta generación.

Eventualmente se abrieron puertas que le permitieron llegar a más personas por medio de diversas plataformas para las que laboró, como Yahoo Sports, Fox Sports y ESPN. Cuenta con muy buenas fuentes en cada uno de los equipos y posiblemente por ello logre exclusivas sobre información privilegiada que incluso los mismos dueños de las franquicias, le hacen llegar.

Wojnarowski trabajó para ESPN entre 1999 y 2006 redactando alrededor de 100 columnas. De hecho en ese tiempo un de esas columnas llamada “Growing Up with ESPN” relataba su admiración por la mayor cadena deportiva de Estados Unidos.

Suceso que marcó el inicio de la guerra entre «Woj» y ESPN

Corría el año 2011 y los seguidores del baloncesto se alistaban para presenciar el sorteo de novatos de NBA en la cadena ESPN. El primer elegido fue Kyrie Irving de la Universidad de Duke, seleccionado por los Cavaliers de Cleveland. Eventualmente sucedió lo que nadie esperaba: se filtró la siguiente selección del sorteo. No fue ESPN. Fue Adrian Wojnarowski quien twitteó que el equipo de Minnesotta seleccionaría a Derrick Williams. Paulatinamente, los fanáticos cambiaron ESPN y comenzaron a seguir a “Woj”, quien toda la noche anticipó cada una de las selecciones. En aquel entonces trabajaba para Yahoo Sports y fue esa situación en particular el detonante que le valió un enemigo en el grupo de trabajo de ESPN.

Fue una batalla intensa desde 2011 hasta 2017, luchando por quien permanecía con la credibilidad del fanático entre las dos plataformas. En 2017 comienzan los rumores sobre un salto a la cadena “Enemiga” ESPN. La cadena hizo un recorte de personal. Despidieron a 100 empleados  para eventualmente ofrecerle una “jugosa y considerable” suma de alrededor de seis millones de dolares, comprando de esta manera la «competencia” en la figura del columnista.

En el año 2010, Joe Dumars, presidente de operaciones de los Pistons de Detroit, fue multado en $500 mil dólares. La penalidad que es la tercera mas grande emitida por la liga (NBA), fue por brindar información confidencial a Adrian Wojnarowski.

Si hay algo que distingue a este columnista ha sido la rapidez, calidad y veracidad de la información que brinda en los medios, que lo convertio en el periodista deportivo de mayor trascendencia, actualmente. Es de esta manera que ha sido catalogado como el protagonista de la revolución en la prensa deportiva de Estados Unidos.

Author: Eric Figueroa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *