306 plantas de cannabis medicinal se exhiben en el dispensario First Medical Cann en
Mayagüez

Por: Ashley M. Padín Barbosa | ashley.padin2@upr.edu

Durante mucho tiempo, el consumo recreativo de la marihuana ha sido un tema de gran tabú, sin embargo, su valor medicinal es reconocido ya que sus beneficios para la salud son numerosos y es motivo de gran alivio para muchas personas que padecen de alguna condición o enfermedad grave.

La Ley 42-2017 bajo el reglamento 8766 establece que el cannabis medicinal es legal en Puerto Rico.

Según Primera Hora, para septiembre del 2018, se estimó que 35,378 personas utilizaban la planta para algún tipo de beneficio medicinal. Eso, por su parte, ha ocasionado un aumento en la cantidad de dispensarios en la isla, desarrollando así un nicho que continúa en crecimiento y adaptándose a nuevos cambios en la industria del cannabis medicinal.

Como resultado, la gran mayoría de dispensarios se encuentran ubicados en la zona metropolitana.

(Foto: Humberto Simoneti)

Los beneficios de la planta son innumerables y además proporciona un alivio para muchos pacientes cansados de consumir químicos o pastillas diariamente, que han optado por otros métodos medicinales. El mayor reto de normalizar el consumo dedicha medicina es educar a la población dado que en Puerto Rico, es todavía común ver a personas que consideran que el cannabis medicinal es una sustancia que sirve de puente hacia el consumo de otras drogas e incluso, de repugnante olor y nociva para la salud, cuando claramente existen estudios científicos que comprueban su efectividad.


Eliezer Villa, quien es el CEO de la empresa First Medical Cann en Mayagüez, explica que:

“La planta tiene alrededor de 150 a 160 endocannabinoides diferentes que interactúan con cada uno de los sistemas del cuerpo. Eso hace que cada una de las enfermedades que tú tengas sea afectada directamente por uno de estos endocannabinoides.  Tenemos el CBD, que es el anti inflamatorio de la planta, THC que es activo de la planta, CBM que actúa para tratar diversos problemas de huesos y ayudarte a dormir, CBH que es el que trabaja como si fuera Xanax o anti depresivo, THCV que ayuda con la obesidad… Cada endocannabinoide va a diferentes enfermedades y por eso cada uno de ellos tiene su beneficio”

La industria de cannabis medicinal están en todo su auge alrededor de la isla, pues son cientos de personas que diariamente la consumen y han obtenido un gran beneficio en términos de salud y alivio. Por otra parte, dichos dispensarios han obtenido una importante apoyo e inyección económica del público como resultado de la nueva modalidad en el consumo medicinal de la planta.

En Puerto Rico existen un total de 60 dispensarios a nivel isla, su mayoría se encuentran en Bayamón, San Juan y Humacao. No obstante, en el área de Mayagüez se localiza First Medical Cann, una compañía de cannabis medicinal puertorriqueña que compone la red de dispensarios más grande en la isla. Trabajan más de 138 tipos de cannabis medicinal, además de contar con procesos de cultivo, manufactura, transporte y distribución. Actualmente cuentan con seis dispensarios y doce pre calificaciones en varios municipios de la isla. Asimismo, desde el pasado 8 de mayo comenzaron a cultivar en Colombia y a expandir la industria en términos geográficos.

Eliezer Villa expresa, “Somos el mismo grupo de los hospitales Metro Pavía, hospitales metropolitanos y First Medical. En los pasados treinta años, hemos estado dedicados completamente, a lo que es la salud del pueblo (…) Lo que hicimos fue que buscamos otras alternativas al paciente en los cuales, ellos puedan tener una mejor calidad de vida y ahí es que se crea la división del cannabis y de First Medical Cann. Al final tendremos 25 dispensarios abiertos ya para el 2020”.

El hecho de que se encuentren mayor cantidad de dispensarios en San Juan y grandes ciudades se debe a que existen más pacientes registrados en el Departamento de Salud en estas regiones. Esto, sin embargo, afecta la venta de los dispensarios. Villa explica:

«Si tu observas, casi el 60% a 70% de los pacientes registrados en el Departamento de Salud, están en la zona metropolitana y, por ende, todo el mundo busca mayor volumen y entiende que mayor volumen de venta van a tener. Esto lo que ha ocasionado es que muchos dispensarios juntos estén en una sola zona y ninguno vende nada”.

(Foto: Humberto Simoneti)

No obstante, el beneficio para la salud en pacientes que sufren de síntomas y aflicciones agresivas es evidente. Gracias al beneficio medicinal muchas personas han mejorado su calidad de vida y José Soto, de 26 años- quien utiliza el cannabis medicinal hace diez años- es uno de ellos. Soto, quien padece de ocho condiciones físicas tiene un cuadro médico complicado que es tratado con la planta. Luego de haber sufrido dos traqueotomías, pulmones colapsados, tres operaciones cerebrales, una coma que duró 45 días mientras ingería solo vitaminas y problemas mentales, dice que gracias a la marihuana ha podido levantarse de lo que era y su apetito ha aumentado.

Por otra parte, Juan González, de 21 años indica que consume el cannabis medicinal hace tres años consecutivos porque padece de insomnio, falta de apetito y problemas en los huesos. Ingiere el cannabis medicinal de diferentes formas: la fuma, vaporiza y la consume en forma de comestibles.

Norma Martínez, de 66 años, se beneficia del cannabis hace cuatro años a través de aceites y cremas para la piel, obteniendo así un alivio de los dolores musculares.

¿Cómo se garantiza la calidad del producto? ¿La marihuana que hay en la calle es la misma de los dispensarios? Es un dato que muchas personas tienen que saber.

“Una vez se termina de cultivar la flor, tiene que pasar por un proceso de un laboratorio certificado, del Departamento del Estado. En Puerto Rico solamente hay tres laboratorios certificados: Steidel, que es llevado por mujeres, Cannalytis, y Novacann (…) Uno de esos tres laboratorios, te dice si la planta es apta para venderse y si se encuentra en la óptima condición. Eso tú no lo encuentras en la calle, eso es bien importante resaltarlo. Cuando tienes un proceso tan riguroso, mirado por el Estado, la calidad, siempre va a hacer mucho más superior, a lo que es la calidad, en la calle”, expresó Villa.

Foto por Humberto Simoneti

Por qué aún rodea tanto tabú entorna a una planta que es medicinal y existe tan poca educación al respeto, es realmente motivo de asombro. A pesar de la discriminación social que aún enfrenta, la industria del cannabis medicina continúa en aumento.

“La industria del cannabis medicinal no la detiene nadie en la isla; es una industria que genera muchos empleos, aquí tenemos alrededor de 45. Genera impuestos, donde no los había y es una industria totalmente en crecimiento y obviamente como no podemos exportar el producto ni importarlo, eso nos da una ventaja, en las ventas, ante cualquier otro competidor”, añadió Villa, CEO de First Medical Cann.

Se debe acabar con la controversia y el estigma que rodea tanto la planta como la industria del cannabis medicinal. Quien critica parece padecer de desconocimiento del tema, ya que sin duda alguna el cannabis medicinal mejora la calidad de vida de quién la utiliza, e incluso mejora la economía. Muchas empresas como First Medical están optando por crear más dispensarios en diferentes zonas para que todo paciente necesitado, tenga la oportunidad de consumir y cambiar su estilo de vida a uno más natural y saludable.

Author: Ashley Padín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *