Por Dereck Ruiz Colón (dereck.ruiz@upr.edu)

¿Podría considerarse un problema el consumo de bienes y servicios extranjeros en Puerto Rico? En un país donde el 85% de los alimentos que consumimos son exportados, la globalización supone un problema grave. Ante mis ojos esto es parte de una americanización encubierta que programa al consumidor a cuestionarse la calidad de su cultura y a invertir en mercancía y servicios extranjeros, afectando el comercio local de Puerto Rico.

La máscara positiva de la globalización beneficia las necesidades del consumidor creando una gran diversidad comercial. El cliente tendrá la oportunidad de escoger entre productos y servicios que estén acorde a su ingreso económico, necesidades específicas o simplemente predilección de marca. Quiero que veas el verdadero rostro detrás de tanta belleza maquillada. Tal vez no vuelvas a comer en un Burger King.

La globalización ha invadido los métodos de consumo e inversión de la humanidad. De forma global los medios de comunicación son responsables del manejo de dinero del cliente. Una de las grandes razones de estudio se enfoca en el desequilibrio económico. Un claro ejemplo lo encontramos en las empresas multinacionales que abren paso a una gran taza de empleo en países pobres. Se conoce pero se ignora que la paga ofrecida es miserable en comparación al país de procedencia de la empresa.

De paso, mientras recibimos $6.2 mil millones en «ayudas», esas empresas repatrian $35 mil millones anualmente. La distribución de tecnología y avances científicos es de forma fragmentada, creando desigualdad. Los países ricos se enriquecen mientras los pobres empobrecen aún más. ¿Te parece justo?

El libro Sociología de Jhon Macionis y Ken Plummer plantea que actualmente los medios de comunicación forman parte de la crianza del ser humano. Si nos enfocamos específicamente en Puerto Rico podemos percibir una americanización infiltrada. ¿No lo habías pensado? Esto afecta de forma negativa a la población que pierde el amor por su jerga y hasta de su arroz con habichuelas.

No importa cuán accesible tengamos programación global, siempre estaremos bombardeados de televisión y producción de los Estados Unidos. ¿Pero y qué pasa con el talento boricua? Es de gran preocupación la pérdida de la identidad cultural en un país que goza de maravillas independientes.

Algunos de los temas más conocidos en un aspecto negativo lo son la concentración del dinero en países desarrollados y los subdesarrollados, los beneficios de las grandes empresas en comparación al descenso de las PYMES, la explotación del medioambiente, el desnivel de los factores económicos y la perdida de la identidad cultural a un gran porcentaje de la población.

¿Estas dispuesto a seguir explotando a los tuyos, empobrecer a los pobres y destruir lo que ya está destruido?

Dereck Ruiz

Author: Dereck Ruiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *