Por: Naisha Rivas Rivera (naisha.rivas@upr.edu)

Algo que comenzó como un pasatiempos se convirtió en una empresa que entusiasma hasta sus clientes más tímidos. La confección de bisutería no sólo es un negocio para ella, es una terapia que su vez tiene un propósito muy especial.

Pequeña de estatura y grande de corazón. Marié Esperanssa Rivera es una
adjunteña sumamente talentosa con más de 3,000 seguidores en Instagram. El arte corre por sus venas. Su sonrisa es contagiosa y cuenta con una personalidad tan viva como los colores del arcoíris​​. Marié transmite alegría en cada palabra que dice. Desde Puerto Rico hasta España, su estilo conocido como el “Luna Flow” llegó para quedarse.

Energética hasta más no poder, no hay silencio para ella. Incluso con una hija de dos años y una empresa que manejar, sus ganas de triunfar son más grandes que el cansancio. Los destellos, las flores y los patrones son los protagonistas de la bisutería personalizada que ella confecciona a mano. El negocio que comenzó a florecer en su cuarto año de universidad, subió y bajó como una montaña rusa llena de intentos. Ahora la historia es diferente y se llama Luna Esperanssa Handmade.

P: Cada una de las piezas que elaboras posee elementos únicos. ¿Cúal es tu inspiración detrás de los accesorios que preparas?

R: A mí me inspira todo. Mi hija, la naturaleza, los colores, los pequeños detalles, todas esas cosas que están alrededor que las personas no le prestan atención. Eso detalles me inspiran a crear, a sentarme y dejar que todo fluya, sin forzar las ideas solamente porque debo sacar una línea de accesorios.

P: La frase que utilizas para promover tu negocio es bastante peculiar. ¿Cómo vino a tu mente el eslogan “Que no te importe nah”?

R: La frase viene de una conversación que tuve con mi pareja en la cual me decía que necesitaba una frase. Realmente a mí no me importaba, solo quería que las personas utilizaran mis accesorios sin importarle lo que pensaran los demás.

El significado detrás de la frase es una forma de expresión, una manera de liberarte y usar lo que quieras sin preocupación. Sin tener que encajar en un molde, sin pena a lo que te puedan decir. Es usar la joyería que quieras, como quieras y cuando tú quieras.

P: Te graduastes con un bachillerato del Departamento de Comunicación Tele-Radial en la Universidad de Puerto Rico en Arecibo, ¿cómo complementaste las comunicaciones en tu negocio?

R: Le he sacado el máximo a mi bachillerato. Para redactar en una publicación, sacar una buena foto, producir un evento, incluso para montar mi mesa y que se vea estéticamente agradable. No trabajo en noticias, ni en otros medios, pero de cierto modo le estoy sacando el provecho a las comunicaciones.

P: Sé que la creación de tu marca no fue fácil. ¿Cómo manejaste ser madre, estudiar, trabajar y crear Luna Esperanssa Handmade?

R: Yo diría que la presión. A mí me encanta trabajar bajo presión así que mientras más tuviera que realizar, mejor. Cuando llegó mi último año de universidad ya trabajaba, tenía a mi hija, siempre mantuve mi promedio, contaba con un internado y el negocio comenzó a crecer. Fue cuestión de poseer organización, un calendario en mano, dedicación y responsabilidad.

P: ¿Cómo ha influido tu hija en lo que decides crear para tus clientas?

R: Ella realmente fue el empuje. Cada vez que la veo, deseo que ella tenga un buen futuro. Es la fuerza que necesito para continuar lo que hago. No pude aprovechar su primer año como quería pero ahora trabajo desde mi casa, puedo tener tiempo para ella y eso es algo que amo de tener mi propio negocio.

P: ¿Qué es lo más que te gusta de confeccionar accesorios?

R: Que me quita el estrés. Yo me siento en mi taller y me olvido del mundo. Ahí alivio toda la tensión de tengo, surgen las ideas y me emociono. Entre las opciones que tengo para elaborar los accesorios y la adrenalina que aparece, se me van los problemas. Es como mi terapia.

P: ¿Siempre tuviste en mente que deseabas manufacturar accesorios o fue una idea que te llegó espontáneamente?

R: Luna Esperanssa vino de muchos intentos fallidos. No porque no funcionó, sino porque era un pasatiempos que me entusiasmaba y luego dejaba. En el transcurso supe que tenía algo especial, en aquel momento decidí que confeccionar accesorios ya no era un pasatiempos, era algo que podía tomar en serio. De ahí en adelante comenzó a florecer el concepto.

P: ¿A qué personas te diriges con el estilo que impones en tus accesorios?

R: Mi estilo es un poco hippie, pero diría que soy versátil, eso se refleja en mi creaciones porque quiero que haya de todo para todo el mundo. Tengo líneas de anime, flores, brillo e incluso estilos por temporada. Puedo crear accesorios para una niña de 7 años como para un hombre de 30.

En Luna Esperanssa creamos lo que sea al gusto del cliente y le damos seguridad de que haremos todo lo posible para añadir felicidad a su pedido.

P: ¿Cuáles son tus metas para Luna Esperanssa Handmade?

R: En algún momento deseo establecer mi negocio en algún local. Quiero producir eventos que tengan intención y que sean benéficos para poder ayudar a los demás. Espero poder exponerme en otros sitios y en un futuro darle empleo a una persona. Deseo dejar una marca en las personas. Me hace sentir muy contenta saber que llevo un mensaje. Luna Esperanssa no sólo es un negocio, es una entidad con propósito.

Para realizar pedidos personalizados puedes acceder a Luna Esperanssa Handmade.

Author: Naisha Rivas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *