Por: Daniel Ruiz Jiménez (daniel.ruiz10@upr.edu)

De su padre, quien era cantante, surge su pasión por la música a los 14 años. De esa misma pasión y por su gran talento como saxofonista y trompetista surgieron más tarde, oportunidades de colaboración con artistas como Rafael Ithier y Lalo Rodríguez. Ahora, sin embargo, Roberto Soler, músico y director de orquesta, oriundo de Barceloneta, vive a plenitud otra etapa de su vida como docente. Disfruta educando a sus estudiantes en la Escuela de Bellas Artes de Barceloneta.

Roberto Soler Carmona, veterano músico, hombre humilde y de apariencia delicada, lleva años de experiencia sobre sus hombros. Y en ellos ha narrado sus vivencias en la música desde 1959.

Roberto Soler se relacionó con la orquesta de Rafael «Pilo» Suárez, en la cual sus destrezas musicales continuaron desarrollándose, avanzando así hacia el momento de otro logro muy significativo. Este logro fue la creación de su propio grupo musical que llamó «Roberto Soler y su orquesta», compuesto por 13 músicos y que mantuvo activo durante 17 años.

Más adelante, el maestro de música, quien dirigía la banda de Barceloneta, renunció. En ese momento, el señor Vicente Acevedo Ballester, quien ejerció el cargo de alcalde desde 1957 hasta 1977, fue a su casa ofreciéndole el puesto y lo aceptó. En el transcurso de enseñar fue que decidió estudiar música, regresando a la universidad por readmisión.

Durante más de 30 años ha dirigido la Banda Municipal de Barceloneta. Este significativo logro es la justa consecuencia de un afán de superación y sacrificios que lo han llevado a dirigir jóvenes en el campo de combinar la melodía, la armonía y el ritmo. Sus estudiantes han pertenecido a las bandas de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras y Mayagüez y también han sido becados en universidades en Inglaterra y los Estados Unidos. Además, algunos han logrado pertenecer a la orquesta de Michael Stuart.

“El maestro que se dé el crédito por el logro de sus estudiantes y diga que fue gracias a su tiempo, no los merece.”

La Banda continúa poniendo en alto el nombre del pueblo en participaciones como el Desfile Puertorriqueño en Nueva York y Florida.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es R-4.jpg
Presentación de la banda municipal en el Centro de Convenciones de Barceloneta (Foto: Natasha Laureano Alicea).

Roberto Soler es egresado de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Río Piedras, con un bachillerato en Educación y concentración en música. En su faceta de músico, ha aportado su talento a grupos como: Arecibo 2000, dirigido por su compueblano Miguel Rodríguez Avilés, de brillante trayectoria; Los Pleneros de la Fé, Orquesta de Johnny El Bravo; la Orquesta de Nicolás Nogueras y el Combo del Ayer, bajo la dirección musical de Elías Lopés. Aquí, Roberto tuvo una de las más gratas experiencias de su vida como artista, durante una presentación del grupo en el Madison Square Garden, en la ciudad de Nueva York. Para aquella época el Combo del Ayer grabó tres discos de larga duración.

También en la dirección de orquestas el éxito ha sido fuente de estímulo para Roberto Soler: en la Orquesta de Roberto Lugo, en la de Pupy Santiago, la de Giro, la de Luisito Carrión, la de Lalo Rodríguez, con la cual ha estado siete veces en España y varias en Florida, inclusive tres en el Festival de la Calle 8. En la ciudad de Miami, por otra parte, se ha presentado además con la Orquesta de Saned Rivera. Entre los cantantes que han contado con el acompañamiento musical de Roberto se encuentran el famoso cantante español Julio Iglesias y los boricuas Pellín Rodríguez, Andy Montañez, Ismael Miranda, Eddie Santiago y Luigi Texidor.

Estas experiencias le sirvieron para darse a conocer, sin embargo, su familia es uno de los pilares principales en su vida, sobre todo su hija Roberta, quien nació con necesidades especiales.

Roberto Soler y Rafael Ithier en las Fiestas de Pueblo de Barceloneta (foto suministrada).

Además de sobresalir como músico y director de grupos, Roberto se considera una figura ejemplar para la comunidad barcelonetense. Ha sido honrado con reconocimientos en graduaciones y fiestas patronales. En el año 2001 le homenajearon a él y a sus seres queridos como «Familia Ejemplar». Tanto su esposa Virginia Lugo, como sus hijos Tania, directora de la Escuela de Bellas Artes de Barceloneta, Roberto y Roberta, son sus principales inspiraciones.

Mientras que, para este músico, ayudar a todo el que pueda es de gran satisfacción, pues para él, la situación más fuerte que ha tenido que sobrellevar fue la muerte de su segunda hija, Roberta. Y aunque todavía lo siente, eso no hizo que dejara su rutina de vida. Antes se consideraba egoísta y al presentarse esta dolorosa pérdida, su legado siempre será ayudar a quienes lo rodean.

«Siempre será recordada en la música.»

A lo largo de su carrera ha tenido que sobrellevar obstáculos, pero ahora lleva una vida tranquila y agradable por lo que dice sentirse bien teniendo claro que nadie es indispensable y no le teme a la muerte. “Eso no me preocupa. Cuando llegue, pues llegó y se acabó. El que no quiera morir, que no nazca”, dijo Soler con humor.

Daniel Ruiz

Author: Daniel Ruiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *