Por Rosa Luciano Abreu (rosa.luciano@upr.edu)

“No es café simplemente. Es todo lo que trae: la plática, el relajarse, el espacio, el compartir”, detalló Ismael Tomassini, propietario de Opositivo Café en el pueblo de San Sebastián.

Latte Art en Opositivo Cafe
(Foto suministrada por: Opositivo Cafe

No cabe duda de que tanto los jóvenes empresarios como el sector cafetalero del país han sabido aprovechar los momentos de crisis para buscar nuevas oportunidades para reinventarse. Es así como en los últimos años han surgido una variedad de locales que se dedican a la venta de bebidas preparadas a base de café gourmet, a manos de empresarios puertorriqueños independientes.

“Esta tendencia comenzó hace unos años, pero podemos decir que se ha popularizado en los últimos cinco. Ahora los coffee shops están de moda”, comentó Noemi Ramírez, quien a pesar de haber estudiado agronomía, ahora se dedica a la gerencia ocupacional de la Oficina Regional Educativa de Mayagüez (ORE). .

A pesar de las vicisitudes, sobre todo tras el paso del catastrófico huracán María, la industria cafetalera local continúa en pie de lucha.

“Ni los huracanes, la topografía y las enfermedades del cultivo han permitido que nuestros agricultores desistan de sembrar. No ha sido fácil, pero tampoco imposible. La bravura del caficultor puertorriqueño no conoce límites”, explicó Ramírez, “Luego del ciclón y con ayuda de varias iniciativas para levantar el cultivo, este sector luce prometedor”, afirmó.

Según Ramírez, un resurgir de jóvenes agricultores tendría “gran crédito” en cómo hoy por hoy se cimienta el cultivo del café a nivel local.  

Por otra parte, pareciera ser que las carreras relacionadas a la agricultura sostenible se tornan cada vez más populares entre jóvenes universitarios. La Universidad de Puerto Rico (UPR), por su parte, graduará cerca de 200 estudiantes del programa de Agronomía durante 2020.

También el programa de Futuros Agricultores de América “FFA”, ofrecido en el sistema público escolar cuenta con cerca de 3,000 estudiantes afiliados que han tomado el curso de educación agrícola, regando esta semilla de amor por la tierra y despertando conciencia y promoción del cuidado del medioambiente a través de toda la isla.

Más y más jóvenes empresarios y coffee shops están colándose

Ismael Tomassini, Barista y dueño de Opositivo
Foto: suministrada por Opositivo Café.

El área noroeste del país cuenta con unos 20 coffee shops, aproximadamente. Según un artículo publicado recientemente en SAL PR, entre los más destacados figuran: Coffee Másteres, Verde Menta Café, Café Oro, Café Lareño y Latte Art Coffee House.

Muchos jóvenes se inspiran en en la caficultura para montar sus propias empresas y generar empleos para la economía local.

“Viví un tiempo en Mayagüez y allí había varios coffee shops. Era una cosa que me interesaba. Yo los visitaba y disfrutaba el ambiente, pero sobre todo cómo hacían el ‘latte art’, diseños y dibujos con la leche del café”, contó Ismael Tomassini- un joven empresario de 29 años-, sobre cómo decidió abrir su negocio Opositivo Café en San Sebastián.

Esta dinámica se replica por mucho en el área metro, donde negocios dedicados a confeccionar bebidas de café han complementado su oferta de lattes, cappuccinos, espressos y frappés de sabores variados, con servicios de “brunch” (desayuno-almuerzo en español).

Desde luego, la industria cafetalera ha ofrecido a jóvenes una oportunidad para reinventarse profesionalmente, además de fomentar la agricultura y el empresarismo millenial en tiempos de grandes retos.

“Con el paso del huracán María, fui cesanteado de mi trabajo. Ahí me senté a analizar qué iba a hacer. Entre las posibilidades pensé… (crear) un negocio de vender café”, agregó.

El reciente aumento de este tipo de negocios alrededor de la isla también ha impactado positivamente al desarrollo del café, pues -en su mayoría- los clientes prefieren el grano local.

El levantamiento de una ola de emprendedores modernos ha aportado a la tendencia de trabajar desde una oficina remota. Esta generación de trabajadores a distancia, muchos como freelance, solo necesita una laptop, conexión WI-FI, un celular, un lugar cómodo y acogedor que sirva de oficina en cualquier rincón donde se encuentren. Y sobre todo: café local en todas sus variedades.

Los coffee shops, se encargan de llenar todas las necesidades de sus clientes. Tanto así que la mayoría no tiene problema con pagar más por su bebida. Cabe destacar que los cafés en los coffee shops son tres veces más caros comparados con precios en las cafeterías y restaurantes de comida rápida.

Por una parte, esta alza en el costo por café beneficia a los propietarios. Y podría beneficiar -a la larga o a la corta- a los caficultores, quienes podrían aumentar sus precios por demanda.

“Mis precios son muy razonables para ser café de calidad y de barista. Mi interés es que tú (el cliente) me visites par de veces en la semana”, puntualizó, Tomassini.

Ahora bien, ¿qué motiva a los consumidores a pagar más? Tomassini atribuye este comportamiento a la “experiencia de desconexión” que ofrecen las tienditas.

“En mi ‘coffee shop’ no hay televisores. Tampoco hay relojes porque el propósito es llegar a descansar”, añadió el entrevistado, quien se desempeña como barista profesional quien prepara café de alta calidad, usando distintos tipos de: leche, esencia, licores; entre otros.

Rosa Luciano

Author: Rosa Luciano

4 thoughts on “La moda de los coffee shops sigue creciendo”

  1. Excelente artículo!! Me encanta ese lugar lo frecuento desde sus inicios!! Exito, tanto al propietario de O’Positivo como a la escritora Rosa Luciano por tan interesante reseña.

  2. O Positivo Café , su dueño Ismael y su excelente grupo de trabajo es un espacio sumamente acogedor y relajante. Allí dizfruto de un excelente café bien preparado y presentado al igual que la pastelería hecha en casa y suculento menú. Te reciben con un saludo, una sonrisa y te atienden con apreciación. Allí, los locales » pepinianos » son muy cordiales y amistosos. Cómo dice el artículo, el tiempo parece detenerse y te relajas en un gran ambiente. Sin duda , O Positivo Café es uno de mis coffee shops favoritos de la zona. Mucho éxito para poder seguir disfrutando de su servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *