Por: Dalivel Rivera Vargas (dalivel.rivera@upr.edu)

El cine, una de las industrias más impactantes en el mundo también se ha visto afectado de gran forma por el coronavirus y todos sus secuaces. A continuación, podrá encontrar información sobre dicho problema y su impacto.

Debido al aislamiento que se está cumpliendo en muchos países alrededor del mundo, no es permitido la reunión de grupos de personas para evitar la propagación entre sí. Por esto se ha impuesto el cierre de muchos negocios, empresas, trabajos, escuelas, iglesias y demás hasta el momento. Los trabajos se han visto afectos a tal grado de perderlos o de cerrar temporeramente. Esta no ha sido la excepción para la industria del cine, ya que han habido atrasos en los estrenos de las películas, pérdidas de empleos, pérdidas económicas y cambios de plataforma. 

Cierre de los cines

Según el Diario El Comercio, 

“Las grandes cadenas de cines de EE.UU. anunciaron de forma simultánea que cerrarán las salas de todo el país. La decisión tomada por gigantes de la proyección como AMC o Regal y continuada por otras compañías -Alamo, Cinemark, Cineplex, Landmark”. 

Por otra parte, según Radhika Seth, “En enero del 2020, apenas unas semanas después de que aparecieran los primeros casos de coronavirus en la ciudad china de Wuhan, empezaron a cerrarse los cines de la región. El timing fue particularmente devastador, pues sucedió en vísperas de la celebración del Año Nuevo chino, que normalmente es una de las semanas más lucrativas y con más visitas al cine en todo el mundo”. Estas y practicamente todas las cadenas de cine alrededor del mundo entero se encuentran actualmente cerradas. 

Pérdida de dinero

Por consecuencia del aislamiento se estima que se dejarán de recibir 5 millones de espectadores, que representa una cifra cercana a $60.000 millones en entradas y $30.000 millones por confitería. Para las salas independientes la situación es aún más crítica, por ejemplo, Cinema Paraíso en Bogotá, que proyecta principalmente cine independiente, dejará de recibir más de $500 millones en estos dos meses, lo que hace inviable el negocio. La economía naranja es una de las que más sufre con el confinamiento. Según las cifras publicadas por The Hollywood Reporter recogidas por Europa Press, “En 2019 se obtuvieron más 31.000 millones de dólares de taquilla a nivel mundial. Sin embargo, los analistas ahora calculan que la recaudación caerá drásticamente y ya se habrían perdido 5.000.”. Si esta situación se extiende durante mas tiempo, su perdida será aun mayor. En el caso de Puerto Rico, la empresa Caribbean Cinemas también se ha visto obligada a cerrar funciones.

Pérdida de empleos

Mientras pasa el tiempo y los cines continúan cerrados, la economía de Estados Unidos ha sufrido una gran pérdida de alrededor de 150.000 empleos. Otros países latinoamericanos y europeos también se han sumado a esta crisis financiera. Según Ivette Salgado, “225 mil personas que forman parte de la industria del cine en México se han visto afectadas, directa o indirectamente, por el cierre de más de 7 mil salas”.  En otras fuentes según EFE, “Mantener el tejido industrial y el empleo ante la crisis del coronavirus es la prioridad de los productores de cine español, que cifran en 104 millones de euros al mes el coste de mantenimiento del empleo en el sector”.

Cambios de plataformas

Los servicios de streaming desde hace tiempo han supuesto una gran amenaza para las grandes cadenas y teatros de cine. “Trolls World Tour” de DreamWorks Animation, una de las películas comerciales más esperadas en el mundo se anticipaba estrenaría el pasado 10 de abril en la pantalla grande. Sin embargo, debido al coronavirus esto no se pudo cumplir, por lo que Dream Works Animation decidió tomar medidas sabias y ofrecer su cinta a través de internet. De este modo recaudaron 100 millones de dólares, igualándose a su primer estreno en el 2016 con 116 millones en sus primeras semanas. 

“Antes que retrasar estos estrenos o sacarlos en un panorama de distribución con dificultades, queremos dar una opción a la gente de ver estos títulos en casa de forma accesible y a buen precio”, dijo el consejero delegado de Universal, Jeff Shell, en un comunicado citado por Variety. Así mismo según Pablo Ximénez De Sandoval “Tres películas de Universal que ya estaban en salas se encuentran ya disponibles online para alquilar por 20 dólares por 48 horas. Se trata de La caza, El hombre invisible y Emma. Las películas se pueden ver en servicios como iTunes y Amazon Prime Video”.

La situación se pone más complicada cuando el presidente de AMC, Adam Aron, alertó lo siguiente: «Este cambio radical, por parte de Universal, del modelo de negocios que existe actualmente entre nuestras dos compañías no representa más que un inconveniente y es categóricamente inaceptable. De seguir adelante, AMC no licenciará ninguna película de Universal en ninguno de nuestros 1,000 cines a nivel mundial». 

 Al igual que otros negocios, industrias, compañías y demás, el cine ha, desde luego sido afectado de una forma impresionante por la pandemia del COVID. Su economía ha decaído, se ha producido el atraso de muchos de sus estrenos, los empleos en sus plataformas se han visto afectados, el cambio de plataformas amenaza su futuro y más.

En noticias positivas se comenta que otras maneras de ver cine estarán en auge este verano como consecuencia del coronavirus. Nos referimos particularmente a los auto-cines. En el caso de Puerto Rico, el auto-cine de Santana en Arecibo, se espera pronto abrirá sus puertas al público.

Referencias

Tinta_Digital

Author:

Colaborador/a de Tinta Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *