El discrimen sigue azotando a la comunidad sorda

Por: Alejandra Pagán Crespo (alejandra.pagan3@upr.edu)

Aunque fue aprobada en Cámara y Senado la medida para facilitar la comunicación entre la comunidad sorda y las agencias gubernamentales, la primera mandataria vetó la misma.

La mayor parte de la comunidad sorda depende de familiares para mantenerse informada por la escasez de intérpretes en los medios de comunicación. (Foto: Suministrada)

En las pasadas semanas la gobernadora Wanda Vázquez Garced vetó un proyecto de ley creado por el senador Juan Dalmau que buscaba crear una oficina enlace entre el gobierno y la comunidad sorda del país. Esta oficina tenía como propósito facilitar la comunicación entre las personas sordas y las agencias gubernamentales, pues en la mayoría de estas oficinas no hay intérpretes del lenguaje de señas.

Joshuán Colón, quien tiene 24 años y pertenece a la comunidad sorda reconoció que es de suma importancia crear esta oficina. «Recientemente fui a la Oficina del CESCO en Manatí y tuve que llevar un intérprete. Aunque mi novia había sacado la cita (para tomar el examen de conducir), no me lo quisieron dar porque pensaban que haría trampa con el intérprete», relató Colón.

El joven añadió que esta oficina es importante para poder ser atendidos de la manera correcta y tener una comunicación efectiva cuando tengan que hacer gestiones con el gobierno. La mayoría de las ayudas gubernamentales se anuncian en televisión o en periódicos, pero al no dominar perfectamente la lectura, se dificulta el acceso a la información.

Ese día Colón y su acompañante estuvieron en la oficina de CESCO desde las 8:00 de la mañana hasta las 3:00 de la tarde, sin embargo nunca le dieron al joven el examen para poder obtener su licencia de conducir. Eventualmente, obtuvo una cita para otro día y pudo tomar el examen, aunque resaltó que no es la primera vez que vive una situación de discriminen como ésta.

Con el propósito de crear conciencia sobre esta problemática que afecta la comunidad sorda en la isla, la joven universitaria Gloribeth Ortiz creó un canal de YouTube llamado ASL a Superpower donde enseña lenguaje de señas como parte de un proyecto de una de sus clases. La universitaria, sin saberlo, se ha convertido en fuente de ayuda para muchos. Ortiz puntualizó que su enfoque es crear empatía y que a cada lugar que vayan los sordos, al menos una persona pueda ayudar y comunicarse con ellos.

Para su sorpresa ha podido impactar a otras comunidades a través de su canal y de sus redes sociales donde también publica su contenido.

“Mi enfoque siempre fue la comunidad sorda; jamás pensé que también ayudaría a niños con autismo y Síndrome de Down”, dijo la creadora de ASL a Superpower.

Por último, Ortiz destacó la necesidad de crear más iniciativas como éstas y de enseñar a niños y adultos el lenguaje de señas, resaltando que en muchos casos la comunidad sorda no es educada correctamente en las escuelas, por lo que lamentablemente, conseguir trabajo y ser independientes no siempre es posible en la vida de estas personas.

«La comunidad sorda puede hacer todo lo que nosotros (los oyentes) hacemos, menos escuchar, pero es algo que lamentablemente las personas no entienden», expresó Ortiz.
Alejandra Pagan

Author: Alejandra Pagan

Estudiante de Comunicación Tele-Radial con énfasis en noticias en la Universidad de Puerto Rico en Arecibo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *