Sentir vergüenza por la mente: un articulo sobre la salud mental

Por: Suelián Cabrera (suelian.cabrera@upr.edu)

Hace un par de días hablé con una compañera que comenzaba en primer año universitario. Le pregunté cómo le iba con el cambio de clases de la escuela superior a las universitarias y si las clases online le iban bien. Ella me confesó que estaba teniendo problemas. Algunas de sus clases se le hacían algo difícil, pues no lograba concentrarse y no podía analizar bien muchas cosas. Yo me preocupé, porque sé que ella tiene ciertas condiciones que le dificultan las tareas, y le pregunté si lo había hablado con sus profesores. Me contestó que no lo había hecho, ya que se avergonzaba de que se le hiciera tan difícil concentrarse o hacer las tareas. Esto me llevo a pensar, ¿Por qué nos avergonzamos de nuestras dificultades mentales?

Según las estadísticas del National Institute of Mental Health, o NIMH, 1 de cada 4 adultos, mayores de 18 años, sufre de un trastorno mental diagnosticado; es decir, el 26% de la población americana. Muchas de estas personas, tienen más de un diagnóstico a la misma vez.

Por otra parte, se estima que el 9.5% de la población desarrollará un trastorno depresivo. El 18% desarrolla un trastorno de ansiedad. El CDC reportó que 5 de cada 10 menores son diagnosticados con ADHD y 1 de cada 54 se diagnostica con autismo.

Entre los trastornos mentales existen muchos estereotipos y estigmas, lo que implica que es fácil que las personas no lleven el tratamiento correcto, o que se avergüencen de ello. Entender lo que conllevan estos diagnósticos requiere de mucha educación y entendimiento, que no necesariamente se está dando. Muchas personas se dejan llevar por lo que se ve en las películas o de lo que se dice en las calles y no escuchan a las personas que sí tienen y trabajan con los mismos. En ocasiones no le dan la importancia que se debe dar, o simplemente se crean muchos malos entendidos.

Algunos de los “mitos” sobre estos problemas, deben ser aclarados. Como, por ejemplo, el que los niños pequeños generalmente no sufren de ningún problema mental. Realmente, los indicios de estos comienzan en la niñez y la adolescencia.  Otro ejemplo es que las personas con trastornos no son personas de confiar en el ambiente laboral y que son impredecibles y violentas. Falso. Los estudios más recientes dicen que estas personas son puntuales, respetuosas y trabajan bien en el ambiente. También se debe aclarar que los trastornos más comunes no son violentos, y las personas con trastornos son igual de capaces de cometer actos violentos que las personas sin trastornos.

Los trastornos y problemas mentales no tienen género, todos somos humanos. ¿Sabías que 1 de cada 8 hombres han experimentado algún tipo de depresión o que el porcentaje de suicidio entre hombres es cuatro veces mayor que el de las mujeres?

Los trastornos mentales son un tema que no se debe coger a relajo o a chiste. Forman parte de nuestra realidad y se deben entender que las bromas sobre esto se consideran de mal gusto y ofensivas. Las personas que sufren trastornos deben tener acceso a los tratamientos adecuados. Esto no los hace “menos hombres” ni “locos” ni nada por el estilo, sino valientes.

La terapia es un modo de uno poder mejorar su mente, tomar decisiones más claras, y tener una opinión y ayuda profesional. Conozco personas que pensaban que “era de locos”, pero comenzaron terapia por algún familiar o por alguna situación, y ahora no saben qué harían sin su psicólogo o consejero. Hay formas de obtener estas ayudas, y deben ser normalizadas en la sociedad.

Si eres estudiante, en la universidad y en las escuelas existen recursos que pueden ayudar a los estudiantes. Incluso, fuera de los estudios, las personas pueden recurrir a lugares donde ofrecen servicios psicológicos, sin vergüenza alguna. Recuerda, si necesita ayuda, ahora es el momento de buscarla. ¡Motívate a buscarla!


Para mas informacion sobre los servicios psicologicos de UPRA, busque en: http://upra.edu/consejeria/servicios/

Tambien puede comunicarse con los servicios psicologicos de UPRRP, o con su plan medico para recomendaciones de proveedores.

Para conocer mas sobre los recursos en Puerto Rico, les recomiendo este articulo: https://www.esmental.com/hay-ayuda-psicologica-aunque-no-tengas-recursos/

Referencias:

  1. Mental Health Disorder Statistics. (2020). https://www.hopkinsmedicine.org/health/wellness-and-prevention/mental-health-disorder-statistics CDC.
  2. (2020, May 14). Data and Statistics About ADHD. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/ncbddd/adhd/data.html
  3. Autism Statistics and Facts | Autism Speaks. (2020). Autism Speaks. https://www.autismspeaks.org/autism-statistics#:~:text=In%202020%2C%20the%20CDC%20reported,)%2C%20according%20to%202016%20data.&text=Boys%20are%20four%20times%20more,diagnosed%20with%20autism%20than%20girls.
  4. Depression in men (2020).  https://www.beyondblue.org.au/who-does-it-affect/men/depression-in-men
  5. American Psychological Association. (2015, December). By the Numbers: Men and depression. Monitor on Psychology, 46(11). http://www.apa.org/monitor/2015/12/numbers
Suelian Cabrera

Author: Suelian Cabrera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *