Feminismo con machismo internalizado

El pasado 30 de septiembre una mujer llamada Itzel Rivera, subió un video de ocho minutos desahogándose y dejándole saber al pueblo de Puerto Rico cómo el nuevo código de vestimenta de Plaza Las Américas es discriminatorio, ya que solo se le aplica a las mujeres y no a los hombres.

En el área de comentarios podíamos ver todo tipo de opiniones, pero lo más que me sorprendió era que la mayoría de ellos eran negativos y quienes los publicaban eran mujeres. También veía comentarios contradictorios o con doble moral tales como este:

Foto sacada de los comentarios en el video posteado en (Moluscotv pagina de Facebook)
Foto sacada de los comentarios en el video posteado en (Moluscotv pagina de Facebook)

Estas comentaristas hablan del respeto, criticando de cierto modo al hombre y al machismo, pero a la vez denigran a una de las suyas. A eso le podríamos llamar falso feminismo o feminismo con machismo internalizado, cuando mujeres atacan a otras, defendiendo la discriminación y dejándose llevar por lo que es “correcto” según la sociedad patriarcal.

Según la RAE, el feminismo es un movimiento social que exige la igualdad de derechos de las mujeres frente a los hombres. Actualmente, se constituye como una corriente de pensamiento que aglutina un conjunto de movimientos e ideologías, tanto políticas como culturales y económicas, con el objetivo fundamental de lograr la igualdad de género y la transformación de las relaciones de poder entre hombres y mujeres.

Pero ya que muchos no conocen del tema lo recientemente he notado demasiadas mujeres que dicen ser feministas pero en realidad son hembristas. Les hablaré del hembrismo, tecnicamente es todo lo contrario de la definición anterior. Esto se refiere a una actitud de desprecio hacia el hombre, a la discriminación sexual hacia el varón, o a la idea de la superioridad de la mujer sobre el hombre en todos los ámbitos y sentidos de la vida.

Además, se puede considerar que el hembrismo es una postura sexista, se puede derivar en formas de violencia o maltrato contra las personas de género masculino. De allí que se lo considere como el equivalente opuesto al machismo. Lamentablemente las hembristas toman una posición que proclama el predominio de la mujer por encima del hombre en todos los aspectos de la vida social: en los derechos civiles, laborales, económicos, en las relaciones de poder y en la vida cultural y social en general.

Muchos conocedores del movimiento consideran que ciertas posturas del feminismo radical (en ocasiones se les refiere a sus seguidoras negativamente como feminazis) son hembristas, pues, según su opinión, promueven un ideario represivo contra el hombre y su papel en la sociedad, además no tienen realmente un interés genuino por la equidad de género.

Imagen sacada de (educaciontrespuntocero.com)

Como dijo la activista por los derechos de la mujer Dinalee Rodriguez, estudiante de la universidad de Sagrado Corazón en Santurce: “Usualmente cuando se burlan de las feministas utilizando el termino feminazi en verdad se están refiriendo a las hembristas; las feministas buscamos igualdad”. Por otro lado en esta lucha de igualdad tenemos el machismo que lleva con nosotros miles de años en la historia y no necesita mucha explicación.

Es una forma de sexismo en la que se discrimina y menosprecia a la mujer considerándola inferior al hombre. El machismo está fundado en ideas preconcebidas y estereotipos, fuertemente influenciados por el entorno social. El machista tiene la idea que la mentalidad de que la mujer debe tener una actitud de sumisión hacia el hombre se manifiesta de diferentes maneras, por ejemplo, con actitudes y comportamientos de menosprecio, control.

En algunas ocasiones, se manifiesta en agresiones físicas y psicológicas y se conoce como violencia de género.El machismo es analizado en diferentes disciplinas como la psicología y la Antropología. En sociedades patriarcales, la sociedad se organiza de tal manera que el hombre ejerce su poder sobre la mujer en distintos ámbitos (por ejemplo, en la política, la economía o la familia).

Foto sacada de (especiales.elcomercio.peru)

Hembrismo y machismo son dos posturas totalmente opuestas a la equidad de género. En este sentido, lo que tienen en común ambas posturas es que son posturas radicales frente a la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer.

Así, el hembrismo pregonaría un sistema matriarcal con sesgo discriminatorio hacia el hombre, lo cual se traduciría en la preponderancia de la mujer por encima del hombre a nivel político, social, económico, cultural y, desde luego, legal.

El machismo, en cambio, es exactamente lo opuesto: un sistema patriarcal que afirma el predominio del hombre por encima de la mujer en todos los ámbitos de la vida social. En conclusión, mis queridas feministas que quieren hacer una diferencia en la sociedad y en el futuro de las generaciones futuras: el verdadero cambio lo lograran juntas, sin criticar, denigrar y sin ser neutral en situaciones en donde tengan que alzar la voz, para lograr su meta. Como dijo Lemuel K. Washburn, escritor estadounidense. “La tonta y cruel idea de que una esposa debe obedecer a su marido, ha mandado a más mujeres a la tumba que a los tribunales por un divorcio”.

Inculquen y motiven a otros sobre el tema, que la discriminación y la sexualización no tienen genero y que los que creen ser parte del movimiento, no siempre lo son. Comentarios como: “Ella puede usar lo que quiera, pero no tan expuesta, o, ¿quien la manda a vestirse así?” solo reflejan una actitud de machismo internalizado. Luchen, protesten y demuestren que el machismo ha sido internalizado en demasiados temas y mentes de este país. No paren hasta que ustedes se sientan seguras caminando de noche por las calles solas, hasta que dejen de matarlas por expresar lo que sienten y hasta que puedan vestirse como quieran sin ser sexualizadas.

Puedes ver este artículo también en ArcoBlogs

Anthony Menendez

Author: Anthony Menendez

Estudiante de UPRA del departamento de comunicaciones área de concentración noticia. Soy alguien positivo, determinado y perseverante, con una mision de siempre informar la verdad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *