Una sociedad indisciplinada

Por: Dayanne Rivera (dayanne.rivera@upr.edu)

Al igual que muchos países en el mundo, Puerto Rico sigue batallando día tras día con la pandemia provocada por el Covid-19. Tras siete meses de lucha con el virus, la sociedad ha tenido que aprender a vivir llevando una mascarilla puesta. La mayoría de las personas salen a trabajar o hacer sus diligencias con miedo a contagiarse pero, ¿toman las medidas de protección básicas para evitar el contagio?

Algunas de las recomendaciones que ofrece la Organización Mundial para la Salud (OMS) y el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) son: lavado de manos constante con agua y jabón; utilizar desinfectante a base de alcohol; mantener distanciamiento social; no tocarse los ojos, la nariz y la boca; y en lugares públicos utilizar la mascarilla en todo momento.

La mayoría de los comercios en Puerto Rico cumplen con las medidas de prevención que establece la más reciente orden ejecutiva e incluso, han buscado alternativas para facilitar el cumplimiento de estos protocolos. No obstante, a diario se ven personas que no quieren cumplir con estas normas aún sabiendo que se establecieron por un bien común. De hecho, no es sorprendente ya que seguir reglas nunca ha sido una cualidad distintiva de los puertorriqueños, apenas cumplen con los reglamentos de tránsito.

Si visita un centro comercial podrá confirmar la poca importancia que algunas personas le dan al cuidado de su salud. No guardan distanciamiento social, muchas veces no quieren aplicarse “hand sanitizer” porque dicen que se habían echado anteriormente, no utilizan la mascarilla de manera correcta y no siguen los rótulos de tránsito dentro del centro comercial.

Se entiende que muchas veces uno no quiere dar una vuelta tan larga para llegar a cierto lugar, pero esas flechas en el suelo que muchas personas consideran algo absurdo tienen su propósito: facilitan el cumplimiento del distanciamiento social, guardando los 6 pies entre cada persona, y evitando que puedan chocar unos con las otros.

Además, en todo momento se recalca que no se puede probar ningún tipo de mercancía por la situación del Covid. Sin embargo, hay personas que hacen caso omiso y se preocupan más porque la mercancía que vayan a comprar les quede bien, en vez de preocuparse por seguir las medidas de protección básicas para que no continúe la propagación de este virus.

Según la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez Garced, “el uso de la mascarilla y mantener distanciamiento físico es lo que nos ayudará a salvar vidas, más que cierres o limitaciones de espacios”. Los tiempos han cambiado, no se debe bajar la guardia cuando se han confirmado 27,004 casos y han muerto 735 personas en nuestra isla. Seguir las recomendaciones que ofrece la OMS y el CDC, son la única esperanza para poder mantenerse en salud y de este modo combatir el virus. 

No cuesta nada cumplir con los protocolos de seguridad establecidos por el bien de todos, pero lamentablemente muchas personas no toman este tema con la suficiente seriedad hasta que les toca luchar contra esta enfermedad o a alguno de los suyos. Combatir el virus es responsabilidad de todos, así que utilice su mascarilla correctamente, lave sus manos con regularidad, guarde distanciamiento social y tome todas las medidas necesarias para cuidarse usted y los suyos.

Dayanne Rivera

Author: Dayanne Rivera Mercado

Soy estudiante de Comunicación Tele-Radial con énfasis en noticias en la Universidad de Puerto Rico en Arecibo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *