Próxima reapertura de planteles escolares: ¿es la mejor opción?

Por: Mariangely Rodríguez Torres (mariangely.rodriguez2@upr.edu)

La secretaria designada del Departamento de Educación, Elba Aponte a pesar de las circunstancias actuales informó que el 3 de marzo sería la fecha inicial para la reapertura de algunos planteles escolares. 

Entre la información que brindó, señala que alumnos de kínder, estudiantes de Educación Especial y niños de primero, segundo, tercero y duodécimo tienen programado tentativamente volver a las aulas. Aponte añadió que las escuelas que cumplan con el criterio de evaluación abrirán sus puertas dos días por semana para el estudiantado y solo se limitarán a atender cien estudiantes (doce o menos por salón). También adelantó que los criterios para abrir escuelas serán: el estado de la infraestructura de las aulas y el cumplimiento con el protocolo para combatir el coronavirus. 

Tras el anuncio de una próxima reapertura de los planteles escolares, se desató una ola de incertidumbre por parte de algunos padres y comunidades escolares. La Asociación de Maestros de Puerto Rico reitera que el inicio de clases presenciales no debe ser para marzo porque las condiciones de salud y seguridad aún no lo permiten. 

“Realmente el plan en marcha para la reapertura de las escuelas es totalmente incierto.” Mencionó Lisa Badillo Bocanegra, maestra de Educación Especial.  “Para el 3 de marzo el 100% de los docentes NO estarán vacunados y eso nos pone en riesgo tanto a nosotros como a nuestros estudiantes.”

El presidente de la Asociación de Maestros de Puerto Rico, Víctor Bonilla Sánchez comentó que ellos están muy de acuerdo con la reapertura de las escuelas siempre y cuando les demuestren que estas cumplen con todos los protocolos.

Según el plan, se impartirá una educación híbrida, lo que significa que se grabaría la clase en vivo para los estudiantes que estén en sus hogares a la vez que se imparte la clase a los que estén presencial en la escuela. Aún así, “la mayoría de las escuelas no cuentan con servicio de Internet en los salones por lo que es imposible continuar con una educación híbrida.” Comentó Badillo. 

Tanto los padres como los docentes temen por su salud y la de los suyos. Sin embargo, no quiere decir que todos los estudiantes han tenido la misma experiencia con la educación virtual. 

“En el caso mío que soy maestra de un grupo de Autismo a tiempo completo sería mucho más factible para mis estudiantes la educación presencial, ya que ellos no cuentan con un nivel de funcionamiento para trabajar la educación (online) o frente a una computadora.” Así se expresó la maestra, Lisa Badillo. 

“En mi caso mis estudiantes reciben el material impreso semanalmente y los padres trabajan con ellos siguiendo las instrucciones enviadas. Muchos de ellos han perdido su rutina de trabajo diario por completo. Otros simplemente no quieren trabajar con sus padres porque no los ven como una figura de autoridad. Pero a pesar de todo lo antes explicado, primero es su salud y mientras no sea totalmente seguro el comenzar presencial entiendo que muchos padres tomarán la decisión de continuar con sus hijos en sus hogares.”

Mariangely Rodríguez

Author: Mariangely Rodríguez

Estudiante de Comunicación Tele-Radial con énfasis en periodismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *