Narco novelas, cultura o criminalidad

Ponencia sobre las Dimensiones Fronterizas en las Narco novelas, por José Martin Flores y Paula Klein Jara.

Mientras, el gobierno busca censurar estas propuestas televisivas,  los ciudadanos las acogen como parte de la cultura de México y generan mucho dinero

Por: Tahis M. García Hernández ( tahis.garcia@upr.edu) y  Wilnys Negrón González ( wilnys.negron@upr.edu)

Como parte del V Congreso de literatura, dedicado a la escritora puertorriqueña Ana Lydia Vega, el pasado jueves se llevó a cabo una conferencia en la sala de proyecciones del UPRA, sobre las Dimensiones Fronterizas en las Narco novelas, específicamente explicando el texto titulado: “El Karma de vivir al norte” escrito por Carlos Velázquez y “México Violento”. José Martín Flores y Paula Klein Jara fueron los encargados de explicar más a fondo sobre este interesante “mundo oscuro”.

En la ponencia del profesor, José Martín Flores, explica como los narcocorridos siempre han estado presentes en la historia de México. Martín, toma como referencia para explicar esta historia de los narcos el mito de Orfeo porque es uno de mayor riqueza, oscuridad y reciclaje a lo largo de la historia de la humanidad. Según Martín Flores, “tanto en la novela como el narcocorrido coinciden en esta experiencia de lo que ocurre afuera. Asimismo el narcocorridista es el creador el que transmite, representa y modela la vida de los narcotraficantes”. No solo el narcocorrido describe los modelos de la vida real de los narcotraficantes sino que ambos narcocorridos y narco novelas buscan la belleza en el infierno, develar los códigos de la miseria en la humanidad. Son un testimonial en la caída de la estética en manos de la práctica arrolladora de este mundo de narcos. Por qué analizar el género de novela y no necesariamente el de narcocorridos pues precisamente éste es un contra punto importante, la canción es una respuesta social antigua y la novela es una estrategia de la modernidad que busca principalmente la rutina de los sujetos y cuestionamiento ante el progreso.
Para los años 70’s ese esquema de lenguaje de las balas hace su aparición en la televisión en las novelas como en Lobo en Tierra Santa con la imagen del Charro Cantor que se convierte en narcotraficante. La novela es algo muy bien escrito para que se vea que el drama no es precisamente una invitación y un servicio al narco tráfico sino un homenaje para contar la escena desde otra perspectiva.

¿Porque son prohibidos los narcocorridos y ahora tratan de censurar las narco novelas? por esa mirada norteamericana mayormente que promueve un México violento, corrupto, sanguinario, despiadado, cruel que va en contra de la imagen social y del acuerdo de este gobierno de un México de paz.

Por otro lado la profesora Paula Klein Jara, estudia el mundo del narcotráfico desde otra perspectiva. Ella se interesa más por lo que piensa la gente común de México no los jefes de los carteles. Para examinar esta disputa se basa en un texto híbridos de 25 relatos de Carlos Velázquez, llamado El Karma de Vivir al Norte, se publicó en 2013. Velázquez pertenece a un grupo llamado la convicción pos norteña ellos tratan de lavar la imagen norteña quieren quitarse la etiqueta que tienen de narco, delincuencia y violencia. Él es de Torreón y habla de esa disyuntiva que vive allí. “La mayoría de las personas tiene deseo de irse, pero no lo hace entonces se preguntan por qué si me quiero ir no me voy” según Carlos Velázquez. Habla de los límites geográficos de la violencia que viven en ciertas partes de México incluso lo compara con Franja de Garza. Cita a Carlos Velázquez «la violencia estaba aquí cuando llegamos y seguirá aquí cuando hallamos desaparecido, esta tierra está habituada a la sangre pinche narco zonas desde el subsuelos haciende el mal que enloquece a la gente». México está asociado por la mayoría de las personas con armas, drogas, delincuencia y violencia. Específicamente Torreón por estar en la frontera de México y Estados Unidos se convierte en un punto clave al no estar cerrado, si no expuesto al flujo de personas constantemente.

Tanto José Martín Flores como Paula Klein Jara, están de acuerdo que aunque el gobierno busque censurar las narco novelas y narcocorridos son parte de la cultura de México y generan mucho dinero.

Tinta_Digital

Author:

Colaborador/a de Tinta Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *