El aborto es y seguirá siendo legal

“El derecho al aborto seguiría siendo legal y estaría reglamentado, como hasta ahora, por el Departamento de Salud”, estableció Reyes Gil para despejar las dudas que el contexto estadounidense ha generado en Puerto Rico. “Para que eso cambiara, tendría que haber una legislación aprobada por ambas cámaras (Senado y Cámara de Representantes) y por el gobernador, en la que se establezca una limitación al derecho al aborto”, explicó la licenciada Yanira Reyes Gil.

Más de 430 manifestaciones se llevaron a cabo en todos los Estados Unidos a favor del aborto legal en el país. Miles de mujeres y hombres salieron a las calles de las principales ciudades para llevar su mensaje bajo el lema “Bans off our bodies”. Esto ante la posibilidad de que el Tribunal Supremo elimine la protección constitucional de este derecho a terminar un embarazo no deseado. 

Debido a que durante las pasadas semanas se filtró un borrador de la sentencia que se inclina por suprimir el Roe contra Wade, como se conoce la jurisprudencia desde 1973, que protege al aborto en todo el país. Un año después, en 1974, fue la fecha en que el aborto se legalizó en Puerto Rico bajo la misma jurisprudencia.

Entre las pancartas de los manifestantes se podían encontrar mensajes como “La maternidad es una elección, no una decisión del Estado” o “Fuera tus manos de mi cuerpo”. Todas estas en alusión al derecho al acceso libre y seguro a la terminación de un embarazo.

En el caso de que seis de los nueve jueces del Tribunal Supremo estén de acuerdo con revocar la decisión emitida en Roe contra Wade, no se prohibirá el aborto en el país, pero los estados podrán decidir colocar mas restricciones o directamente vetarlo de su jurisdicción.

En Puerto Rico el amparo de Planned Parenthood contra Casey (1992), establece que el Estado puede regular el aborto mediante legislación previo a que el feto sea viable fuera del vientre materno. En el caso de que el feto sea viable, este amparo deja de aplicar y el Estado tiene derecho a prohibir dicha terminación de embarazo. Esto excluyendo algún caso que presente un riesgo para la salud de la madre o del feto, de no llevarse a cabo dicho procedimiento.

Entonces, ¿es legal practicarse un aborto en Puerto Rico? La contestación corta es sí.

Según la organización Center for Reproductive Rights, existe «una ley penal existente en Puerto Rico que prohíbe proveer o recibir un aborto que no tenga como objetivo la protección de la vida o la salud de una mujer. Esta ley viola la Constitución de los Estados Unidos, la cual aplica a Puerto Rico, y protege el derecho de una mujer a decidir tener un aborto por cualquier razón hasta el momento de la viabilidad. Sin embargo, hasta ahora ninguna corte ha derribado esta ley.»

El  Departamento de Salud indica que en 2018 se realizaron 4,201 abortos en las clínicas de terminación de embarazo, mientras que en 2019 la cifra es de 3,596. En el año 2020, por otra parte, se documentaron 3,751 abortos. Esta cifra evidentemente no incluye las terminaciones de embarazo no oficiales que suponen en muchos casos, una amenaza de salud para la vida de la madre y del bebé por nacer.

Para información adicional o conocer más sobre el aborto, embarazo y otros procedimientos, visita Planned Parenthood en español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.