La solución real para un problema real

Durante los pasados años el tema de calentamiento global y el mal manejo de los recursos no renovables ha sido de suma relevancia. Sin embargo, en Puerto Rico esta conversación aún se encuentra en pañales. Cuando se habla de soluciones, tener un estilo de vida sostenible suele ser una de las más recomendadas propuestas a nivel individual.

Cero basura, aunque suene un poco extremo, es un término dentro de la sustentabilidad que consiste en reducir, reusar y reciclar con el fin de limitar la cantidad de desperdicios sólidos en nuestros basureros. En un país donde el sistema de reciclaje es poco existente, solo queda reducir y reutilizar. Reutilizar envases y sorbetos en vez de usarlos una sola vez antes de ser desechados, resulta en un cambio positivo no solo para los vertederos, sino también para nuestro bolsillo.

«La sustentabilidad… son los esfuerzos que nosotros hacemos por no sobre-consumir los materiales en el mundo al punto que lleguen a la extinción. Hacer un consumo responsable, consciente de lo que disponemos de la naturaleza para que no se acabe…» Así se expresa Kristal Acevedo, una joven que busca traer soluciones reales y sostenibles a Puerto Rico por medio de esta filosofía de vida.

Kristal Acevedo, propietaria de La Banasta Eco Shop

En el 2017, Acevedo incursionó por primera vez en este estilo de vida de cero basura, a raíz de la privatización del sistema de recogido de basura en el pueblo de Cabo Rojo, donde reside. El mismo ahora sería a través de bolsas más costosas, lo que llevó a los habitantes de la Cuna del Pirata Cofresí a rehusarse a comprarlas. Kristal comenta que ver áreas verdes con basura inicialmente despertó en ella la curiosidad por disminuir sus desperdicios.

Hace cinco años atrás, la idea de basura cero en Puerto Rico, era casi inexistente. Dentro de la transición, y ahora gracias a la pandemia del COVID-19, muchos locales se negaban a usar los envases y bolsas reusables. No obstante, en la plaza del mercado esto era clave.

Pequeños cambios que suman

“Ir al supermercado y a las plazas del mercado, apoyar agricultores locales y pues, eso lo hace mucho mas fácil para mi. Yo voy a la plaza del mercado y ya Benny sabe que yo voy a ir con mis bolsas, que no necesita darme bolsas, llevo un frasquito para que el me eche el recao ahí”.

Para Kristal, conseguir productos libres de empaque siempre será la mejor opción. Pese a eso, su mejor consejo es no latigarse cuando no existe esa opción, sino intentar escoger, si es posible, aquellos productos con envases de metal o cristal para ser reutilizados. Ademas, ser responsable sobre nuestro consumo es clave en este proceso.

En el inicio, conseguir objetos comunes de limpieza y artículos de aseo confeccionados con materiales sostenibles y duraderos, fue un reto. En el 2018 cuando asistía a ferias de salud, tenía una mesa donde educaba a los asistidos de el impacto que crearía implementar un estilo de vida sostenible.

Es dentro de la necesidad de no existir un negocio local con los productos necesarios para facilitar esta transición en Puerto Rico, que Kristal crea La Banasta Eco Shop. La Banasta cuenta con productos eco amigables de cocina, baño, limpieza, productos para bebés, entre otros. Cada pieza es usada y aprobada por Kristal y debe contar con completa transparencia sobre el origen de los materiales y garantizar buenas condiciones para quien los use.

“Sostenibilidad o sustentabilidad se define como lograr un desarrollo económico y social que permita hacerle frente a las necesidades del presente sin poner en peligro las capacidades de futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades… salud, comida, ropa, vivienda, trabajo y recreación”

Juan Carlos Puig

Así lo explica el profesor Puig del Departamento de Ciencias Sociales en la Universidad de Puerto Rico en Arecibo (UPRA), cuyo enfoque principal es el derecho ambiental. En una entrevista con el catedrático, comentó que el intento de alivio al mal manejo de los recursos no renovables debería ser de ambas partes, tanto colectivo, como individual.

Es importante el diálogo no tan solo sobre el problema, sino sobre todo de las soluciones reales. Sea que reduces tu basura, reúsas materiales o reciclas, los esfuerzos individuales y colectivos son necesarios para contrarrestar los efectos del cambio climático a una escala mas realista. Sin embargo, la mejor manera de llevar a cabo la disminución de estos efectos es la educación sobre el tema y exigir a las compañías que eleven sus estándares y sean más conscientes y responsables de los materiales que utilizan.

Enlaces adicionales:

http://www.basuraceropr.org/

https://zerowasteworld.org/es/que-es-basura-cero/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.